Italia empeora al 12,8% la caída de su PIB

En el segundo trimestre de 2020, el PIB de Italia cayó un 12,8%, cuatro décimas más de lo anticipado, según la segunda lectura del dato publicada por el Instituto de Estadística de Italia (Istat), que supone la peor caída de la actividad de toda la serie histórica.

En su análisis, Istat señala que, en comparación con el primer trimestre, el gasto en consumo de los hogares disminuyó un 8,7%, mientras que la formación bruta de capital fijo retrocedió un 14,9%. Por su parte, las exportaciones italianas cayeron un 26,4% en el trimestre y las importaciones un 20,5%.

El producto interior bruto (PIB) de Italia, la tercera mayor de la zona euro,  acumula tres trimestres consecutivos en negativo, después de que entre enero y marzo la actividad del país transalpino cayera un 5,5%, tras haber disminuido un 0,2% en el último trimestre de 2019.

En comparación con el segundo trimestre de 2019, el PIB de Italia registro una contracción interanual del 17,7%, cuatro décimas peor que la primera estimación del dato.

En el segundo trimestre, el PIB de la zona euro registró una caída histórica del 12,1% respecto del trimestre anterior, con España (-18,5%) y Portugal (-13,9%) como economías más afectadas.

Hace algunas semanas, el gobierno italiano adoptó un decreto con medidas por un total de 25.000 millones de euros para apoyar a la economía del país, duramente afectado por la pandemia del nuevo coronavirus.

Entre las principales medidas figura el escalonamiento en dos años del pago de impuestos, que habían sido suspendidos en marzo, abril y mayo debido a la pandemia.

Con esta norma, aprobada en el consejo de ministros, “protegemos el empleo, apoyamos a los trabajadores, reducimos los pagos fiscales, ayudamos a las regiones, a las colectividades locales y al sur. Seguimos apoyando a los ciudadanos, las empresas y los trabajadores”, estimó el primer ministro Giuseppe Conte, en una rueda de prensa.

Los despidos solo podrán realizarse tras 18 semanas de desempleo técnico o cuatro meses de deducciones fiscales para las empresas cuyos empleados volvieron al trabajo.

Para las regiones del sur del país, menos desarrolladas, se implantará un sistema fiscal más ventajoso. Las empresas en esta zona contarán con una deducción del 30 % de las cotizaciones sociales desde octubre a diciembre de 2020.

Conte explicó que en cuanto a las actividades de cruceros y ferias comerciales, “no queremos nuevas restricciones”. El nuevo decreto “prevé la reactivación de los barcos de crucero a partir del 15 de agosto” y la reanudación de las ferias “a partir del 1 de septiembre”.

Author: papimol1978

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *