Inditex continúa abriendo mercados

Incluso la multinacional textil con mayor proyección en el mundo tiene todavía hueco para la expansión internacional. Inditex se atrinchera en su liderazgo yanuncia la llegada a dos nuevos mercados: en agosto abrirá las primeras tiendas físicas en Bielorrusia y en octubre se estrenará en el mercado online en India.

El presidente del grupo, Pablo Isla, aprovechó la Junta de Accionistas de Inditex de ayer en su sede coruñesa de Arteixo para anunciar ambos lanzamientos. El aterrizaje en India corrobora la apuesta en firme por el mercado online, en el que la multinacional ya trabaja en toda Europa, el Sudeste Asiático y Extremo Oriente, Estados Unidos, Canadá y México.

En Bielorrusia la implantación será por todo lo alto, con tiendas de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Zara Home, pero la apuesta por India tampoco es baladí. Ya cuentan con 21 tiendas en el país y en mayo abrieron la flagship más grande de Bombay, un Zara en un edificio emblemático de Flora Fountain que Isla incluyó en la lista de nuevos establecimientos en todos los mercados que anunció a los accionistas.

Ambos lanzamientos encajan en la filosofía de expansión de un grupo empresarial que en 2016 superó los 7.200 puntos de venta en 93 mercados físicos y 41 online y consolidó un robusto modelo de crecimiento que acumula un aumento de las ventas del 69% en los últimos cinco años y le permitió cerrar el ejercicio con 162.450 empleados en todo el mundo.

La Junta de Accionistas de ayer, en la que estuvo presente por primera vez Marta Ortega, hija del fundador y máximo accionista del grupo, aprobó unas cuentas anuales que se cerraron con ventas por 23.311 millones de euros y un beneficio de 3.157 millones y permitieron una retribución de 0’68 euros por acción. El reparto de dividendos es un 13,3% superior al del ejercicio anterior y confirma un crecimiento del 89% en cinco años.

Pablo Isla destacó el “crecimiento sólido y sostenible” de una compañía “centrada en las personas, volcada en el talento creativo, y con un modelo integrado de tiendas y online” que en los últimos cinco años destinó más de 1.000 millones de euros a mejoras tecnológicas, pero sin descuidar la vertiente social. En este punto destaca una estrategia de crecimiento sostenible que en 2016 llegó a todas las fases de la cadena de valor con la consolidación del Programa Closing the Loop -de reutilizacióny reciclaje de productos- y el uso de la selección de materias primas y de tejidos reciclados en colecciones de Zara y Oysho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *