Randstad: casi 2,9 millones de trabajadores con contrato a tiempo parcial en 2018

Según un estudio realizado por Randstad, 2.894.800 personas tuvieron un contrato a jornada parcial en 2018, lo que supone un incremento del 3,2% respecto a la cifra registrada en 2017. Además, señala que es el número más elevado en los últimos 10 años.

Respecto a Europa, España se sitúa por debajo de la media de países europeos. Concretamente, la media de Europa es de 19,4%, casi cinco puntos superior a la nacional. Randstad señala, además, que existe una relación directa entre la tasa de ocupación a tiempo parcial y los índices de desempleo en la mayor parte del territorio europeo.

Así, los países europeos que registran mayores tasas de trabajadores a jornada parcial se encuentran entre los que tienen menores tasas de paro. “De este modo, la contratación a tiempo parcial puede funcionar como una oportunidad para crear nuevos puestos de trabajo y reducir los índices de paro”, agregó el director de Relaciones Institucionales de Randstad, Luis Pérez.

El estudio revela que a menor edad del trabajador, mayor tasa de ocupación a tiempo parcial, y que uno de cada tres profesionales menores de 25 años tiene un contrato a jornada parcial. En concreto, el 37,4% de los trabajadores más jóvenes cuentan con un contrato de estas características.

Le siguen los ocupados con edades comprendidas entre los 25 y 45 años, que suponen el 15%, y los mayores de 45 años, que son el 12%. La empresa de recursos humanos indicó que respecto a 2017 el único grupo que aumentó su cifra de ocupados fue el de entre 25 y 45 años, con un incremento del 0,2%.

Por otro lado, el informe realiza también un análisis por regiones y señala que Extremadura es la región que muestra una mayor tasa de ocupados a tiempo parcial, con un 16,5%. Le siguen Euskadi, con un 16,4%, y Navarra, con un 16,2%.

Detrás de estas se encuentran Andalucía y Aragón (15,5%), Castilla y León (15,7%), Comunidad Valenciana (15,4%), Asturias (15,3%), Cantabria (15,2%), Murcia (15,1%) y La Rioja (15%).

Por su parte, el Banco de España ha sentenciado que la reforma laboral impulsada en 2012 por el gobierno en medio de la gran crisis para facilitar las contrataciones flexibilizando otras garantías no ha servido para corregir la excesiva temporalidad del mercado español de trabajo cuando han llegado los tiempos de recuperación económica.

El supervisor ha analizado la evolución del empleo por tipo de contrato durante los años de crecimiento sostenido que ha vivido el país y que en términos de laborales acumula ya cinco años. Considera que este periodo ha permitido absorber una parte notable del paro generado durante la crisis y que permite establecer comparaciones con el periodo de crisis y el de expansión anterior.

“El mercado laboral español sigue adoleciendo, a pesar de los profundos cambios normativos observados en el periodo considerado, de una excesiva temporalidad y rotación de empleo, algo que incide negativamente no solo sobre la productividad, sino también sobre la desigualdad de los ingresos laborales, lo que sugiere la conveniencia de potenciar el atractivo de la contratación indefinida, sin que ello vaya en detrimento de la creación de empleo”, concluye el análisis.

Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *